Anatomía del nuevo poder

Publicado: 25/05/2014 en Noticias TI

En mitad de esa trama con vocación de película de espías, en la que aún resta conocer el final, hubo una revelación de Edward Snowden que reflejaba más que otras el tiempo en que vivimos. El antiguo agente de la National Security Agency (NSA), acuciado y amenazado por las presiones, revelaba al diario británico The Guardian que el Gobierno de Estados Unidos había pagado millones –sin especificar cuántos– a varias empresas tecnológicas para que desarrollaran su programa estrella Prisma. El espía arrepentido señalaba a Google, Facebook, Microsoft y Yahoo como artífices de las herramientas desarrolladas para realizar una red masiva de escuchas a nivel global. De pronto, algo quedaba en evidencia. El papel de las empresas tecnológicas ya no era una tendencia emergente. Se habían convertido en una potencia real, presente y fáctica: en el nuevo poder. Entre los ingredientes de su éxito destacan, como nos dirán más adelante en las altas esferas de uno de los epicentros de ese poder, una alta tolerancia al fracaso y el constante deseo de probar algo diferente.

vía Anatomía del nuevo poder | El País Semanal | EL PAÍS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s